domingo, 28 de agosto de 2016

LOU XIAOYING

Casi todas las mamas son las mejores del mundo,pero hay una en china que os robara el corazón.
Su historia comenzó recogiendo basura en las calles de Jinhua,en la provincia de Zhejiang.Ella es Lou Xiaoying un precioso ser humano que ha salvado y criado a 30 niños abandonados entre la basura.
"Todo empezó cuando encontré a la primera bebé en 1972 cuando recogía basura. Ella estaba tirada ahí entre el desperdicio en la calle, abandonada. Habría muerto ahí si no la llevaba a casa.
Cuando la vi crecer y hacerse fuerte me dio tanta alegría que me dí cuenta que yo amaba a los niños y, me dije, si tengo la fuerza necesaria para recolectar basura cómo no podría reciclar algo tan importante como lo es una vida humana". Dice Lou.
Ella y su esposo Li Zin, quien murió hace 17 años, recogieron a los pequeños, se quedaron con cuatro de ellos y repartieron a los otros entre sus amigos y familiares para que tuvieran un hogar y empezaran una nueva vida.
"Estos niños necesitan amor y cuidado. Todos ellos son seres humanos preciosos. No entiendo cómo alguien puede abandonar a un bebé tan vulnerable en la calle".
Las palabras de Lou demuestran su calidad humana. Ella fue capaz de hacerse cargo de los niños aunque no tiene grandes recursos económicos.
Su hijo más pequeño, Zhang Qilin, tiene solo siete años y también fue abandonado en un bote de basura del que Lou lo salvó, cuando ella tenía 82 años. A pesar de ser mayor, su corazón le impidió dejarlo ahí.
"Aunque ya soy vieja no podía pasar de largo y dejarlo morir ahí en la basura. Se veía tan dulce y tan necesitado de ayuda. Debía llevarlo conmigo a casa. Así que lo hice.
Lo lleve a casa, que es modesta y muy pequeña a las afueras de la ciudad, lo cuidé y curé y, ahora es un hermoso niño feliz y saludable".
Lou Xiaoying tiene ahora 88 años y está muriendo por insuficiencia renal.
Es inevitable desear que existiera una Lou dentro de cada ser humano que habita la Tierra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario