lunes, 13 de junio de 2016

NARANJAS DE LA CHINA...

Antiguamente la gente no creía que fuera posible traer naranjas en buen estado desde un país tan lejano como China (aunque, de hecho, es de donde proceden originariamente las distintas especies de cítricos que cultivamos en nuestras tierras). Por ello, cuando algún frutero afirmaba que las naranjas que vendía procedían de aquel remoto país, la gente se lo tomaba como una invención, fruto de la fantasía y del afán comercial del individuo, pero algo evidentemente imposible

A pesar de ello, nuestro mundo globalizado ha dado un vuelco a esta expresión ya que en la actualidad la auténtica “naranja china” (también denominada kumquat o quinoto) ya se cultiva en Europa, así que cuando alguien nos intente vender “naranjas de la china”, quizá antes de responder con la interjección de sorpresa y negación que usaban nuestros antepasados deberíamos preguntar: “pero… ¿a qué se refiere usted exactamente? ¿a su variedad o a su procedencia?”


No hay comentarios:

Publicar un comentario