lunes, 4 de abril de 2016

EL ABANICO...

En China, la tradición del abanico es milenaria, remontándose a tiempos del emperador Hsien Yuan, alrededor del año 2697 a. C. Una leyenda atribuye su invención a la hija del mandarín Kan-Si, quien durante un baile de máscaras y para mitigar el calor, agitó su antifaz muy cerca de la cara para darse aire, realizando esta operación con mucha rapidez para no dejar ver su rostro a los hombres presentes, gesto que fue imitado por otras mujeres que asistían al evento.
En el siglo VI...I se creó el abanico de danza chino o Mai Ogi, tipo de
abanico que tuvo gran repercusión y que socialmente se puso de moda. Éstos estaban hecho con tablillas que eran de diferente material según la calidad, hueso, nácar, sándalo o incluso caparazón de tortuga. Las tablillas estaban unidas por un papel o tela donde se hacían diseños y pintaban a mano. Básicamente es como el que conocemos actualmente.

La danza de los abanicos es un baile tradicional. Muchos bailes comenzaron como rituales ceremoniosos, y aun cuando los movimientos de baile tradicionales no han cambiado, su uso sí. Estos bailes actualmente son representaciones de belleza, habilidad, tradición e historia.

EL 4 Y EL 14...MALOS NUMEROS....

Que sea martes y 13 no le dice absolutamente nada a un chino

Todos sabemos que la cultura china es muy diferente a la cultura occidental, incluso en lo que se refiere a las supersticiones. Para los chinos, el Número 4 四 se considera como el número de la mala suerte, debido a que su pronunciación es similar a la palabra Muerte 死, aunque los caracteres sean completamente diferentes.

Así mismo, el número 14 también es considerado un número desafortunado, ya que su pronunciación en mandarín es similar a ”diez morir”, “quiero morir” o “ciertamente morirás”.

Por esto, en muchos edificios y hoteles es habitual no encontrar el piso 4, 14 o 24.